SER AGRADECIDOS ES UNA ALABANZA A DIOS

Evangelio: Lucas 17, 11-19

Cuando Jesús iba de camino a Jerusalén, pasó entre Samaria y Galilea. Estaba cerca de un pueblo, cuando le salieron al encuentro diez leprosos, los cuales se detuvieron a lo lejos y a gritos le decían:

“Jesús, maestro, ten compasión de nosotros”.
Al verlos, Jesús les dijo: “Vayan a presentarse a los sacerdotes”.
Mientras iban de camino, quedaron limpios de la lepra.
Uno de ellos, al ver que estaba curado, regresó, alabando a Dios en voz alta,
se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias. Ese era un samaritano.
Entonces dijo Jesús: “¿No eran diez los que quedaron limpios? ¿Dónde están los otros nueve?
¿No ha habido nadie, fuera de este extranjero, que volviera para dar gloria a Dios?”

FRATERNIDAD COSMICA DEL CRISTO JESUS

Creemos en un Dios, principio de toda existencia; servimos a toda humanidad creyentes o no creyentes de cualquier religión.

-

No somos espiritistas somos espirituales,no invocamos mortales ascendentes.

Creemos en Jesucristo como creador de nuestro universo y a El le ofrecemos esta obra y le pedimos su apoyo e iluminación conjuntamente con su Madre María y los Maestros y Angeles de la Salud.

Trabajamos con la Energía Cósmica para favorecer los mecanismos de sanación o armonización. Esto requiere la aceptación plena del paciente y se estimula con estados de relajación.

Esta sede se sostiene gracias a los aportes de las personas que como usted, deciden apoyar nuestra obra. Estos aportes se destinan para cancelar el arriendo, sevicios públicos (agua, luz, teléfono y aseo) vigilancia y sábanas entre otros items. Agradecemos su generosidad.

Esta sección se creó por insinuación de algunos pacientes o allegados para dar su testimonio, libre y voluntariamente de los beneficios o ayudas que han recibido de Dios a través de la Fraternidad.

Padre Eterno, creador de todo lo que existe, el que fue, es y será.

Yo, tu hijo, quiero pedirte perdón por todos mis errores, mis omisiones y mi falta de fortaleza en el espíritu.

Quiero a su vez pedir por toda la humanidad que tan mal ha orientado su existencia, esquivando de una manera pecaminosa las leyes naturales que son tuyas.

Dios mío, al observar una de tus manifestaciones, quien ha llagado a nuestro corazón como tu Hijo el Cristo Jesús, te doy las gracias por esta ayuda Divina y permíteme trabajar en la Grey de mi Dios el Cristo.

Permíteme ver los frutos para así tener la convicción y al mismo tiempo poder enseñar todos los preceptos que El nos dejó.

Padre Eterno, sin embargo bendice todo lo que existe en este planeta y que tu Hijo Amado llegue al corazón de todos para que reine la paz, la fraternidad y el amor.

Así sea.

TESTIMONIOS

Maria (Lucas 1:46).

: Mi alma engrandece al Señor, mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; pues he aquí, desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada.

Job (Job 1:21).

Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá. El SEÑOR dio y el SEÑOR quitó; bendito sea el nombre del SEÑOR.

Miriam (Éxodo 15:2).

Mi fortaleza y mi canción es el SEÑOR, y ha sido para mí salvación; éste es mi Dios, y le glorificaré, el Dios de mi padre, y le ensalzaré.

Jesús (Juan 11:41).

Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Yo sabía que siempre me escuchas, pero lo dije por la gente que esta aquí presente, para que crean que Tú me enviaste.

Regresar